Publicidad Google

Colombia y la Paz

LA_PAZ_FARC

Colombia y la Paz

Los acuerdos firmados la semana pasada entre el Gobierno colombiano y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en La Habana se dividen en tres rubros:
 

  1. Cese al fuego bilateral
  2. Garantías para la participación política de la guerrilla y lucha contra organizaciones que atenten contra la paz
  3. Consulta popular para que el pueblo refrende los acuerdos

 

El primer punto era una exigencia guerrillera: las FARC en los casi cuatro años de conversaciones había decidido unilateralmente el cese al fuego, que tuvo que levantar mas de una vez pues el gobierno hablaba de paz en La Habana, pero bombardeaba campamentos guerrilleros en Colombia. Varios de sus lideres han muerto por estos hechos en los últimos años, sin que esta situación haya logrado levantar de la mesa de dialogo a la guerrilla, lo que deja constancia de su convicción en la construcción de la paz.

El segundo punto tiene que ver con la terribles experiencias pasadas. En distintas épocas de Colombia (antes de la existencia de las FARC también) diferentes gobiernos pidieron que las guerrillas o grupos rebeldes se desmovilicen y se integren a la vida política nacional. Pero fueron aniquilados por la fuerza publica, grupos paramilitares y bandas de sicarios en perfecta combinación. Solo a la Unión Patriótica, impulsada por las FARC a mediados de los 80s, le asesinaron tres mil militantes, entre ellos varios diputados, senadores , alcaldes y candidatos presidenciales.

“Una nueva y arrasadora utopía de la vida, donde nadie pueda decidir por otros hasta la forma de morir, donde de veras sea cierto el amor y sea posible la felicidad, y donde las estirpes condenadas a cien años de soledad tengan por fin y para siempre una segunda oportunidad sobre la tierra” – Gabriel García Marquez
Colombia y la Paz

Hoy en Colombia aun quedan diversos grupos paramilitares que siguen asesinando dirigentes sociales, indígenas, masacrando comunidades y desplazando poblaciones, a pesar de que en teoría se “desmovilizaron” en total impunidad mas de 30 mil de ellos durante el gobierno de Alvaro Uribe, con la bendición de los EEUU. Ahí el reto para el gobierno : para que las FARC puedan hacer vida política legal deben desarmar a estas bandas asesinas.

Y el tercer punto es para que los acuerdos finales sean aprobados por el pueblo colombiano. Mientras el gobierno pide una plebiscito, la guerrilla propone llamar a una Asamblea Constituyente.

Algunos acuerdos mas ya están parcialmente aprobados en temas como lucha contra el narcotrafico, reforma agraria y reparación a las victimas. Sobre esto ultimo hay que recordar que esta guerra, la mas larga del continente, ha costado 260 mil muertos, 49 mil desaparecidos y 6,9 millones de desplazados.

Por eso también como acuerdo por implementar, se pondrán tribunales especiales donde tanto guerrilleros como agentes del estado que hayan cometido crímenes serán juzgados.

Este acuerdo apuesta por una nueva cultura que proscriba el uso de armas en el quehacer político. También una hoja de ruta para que la guerrilla entregue las armas en un plazo de 180 días. Este punto sera monitoreado por una comisión tripartita compuesta por representantes del gobierno, de las FARC y de Naciones Unidas, con el acompañamiento de observadores del Celac. Las armas serán entregadas finalmente a ONU.

Las mismas que se convertirán en tres monumentos: uno en la sede de la ONU, otro en Cuba país anfitrión de los acuerdos de paz y el ultimo en donde el gobierno y la guerrilla acuerden.

El Gobierno colombiano y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia – Ejército del Pueblo (FARC-EP) establecieron un acuerdo para brindar seguridad jurídica a la firma final de la paz, informaron los garantes internacionales de los diálogos en La Habana, Cuba.
Colombia y la Paz

Todos los guerrilleros y los excarcelados de las FARC se ubicaran en campamentos señalados con el apoyo de las Fuerza Publica colombiana. La partida de los guerrilleros a estas zonas sera de civil y sin armas. Las FARC se comprometen también a limpiar los territorios minados y destruir armamento explosivo en su poder.

Las FARC, que nacieron como una pequeña guerrilla campesina liberal, harta de los abusos estatales, de la sed sangrienta de viejas castas terratenientes, se transformo con el tiempo en un ejercito de ideología comunista y bolivariana. Su dominio de amplios sectores del territorio colombiano llevo a los distintos gobiernos y presidentes a tragarse sus promesas de acabar con ellos cuando terminaran sus mandatos. Su líder Manuel Marulanda falleció por muerte natural a los 80 años, a pesar que su muerte en combate fue deseada y nunca conquistada por el oponente.

El estado colombiano, con el apoyo de los EEUU, uso todas las formas imaginables para acabar con la guerrilla. Desde el uso criminal del paramilitarismo, pasando por la entrega de 7 bases y la participación directa de oficiales, asesores y soldados norteamericanos, hasta planes de guerra de exterminio (Plan Colombia, Plan Patriota) en los que han gastado cien mil millones de dolares en un país donde la mitad de la población vive en la pobreza y millones en la indigencia.

Colombianos celebran acuerdo para blindar proceso de paz.
Colombia y la Paz

Pero con mas de 50 años en guerra, era claro que esta no iba a tener un final como deseaba ninguno de los bandos. A este ritmo ni las FARC tomarían el poder en toda Colombia ni el Estado iba a desaparecer a la guerrilla. Estaban desde hace años, como dirían en ajedrez, en “tablas”.

 

Y cuando una guerra entra en un desgaste donde la mayoría del sufrimiento la tiene el pueblo lo correcto es llevar al dialogo de las partes para darle salida. Y aquí hay que agradecer la participación de Cuba y Noruega como gobiernos garantes del proceso de paz y de Venezuela y Chile como países acompañantes. Sin el apoyo, seriedad y compromiso de estos países, los diálogos no se hubieran podido desarrollar con los resultados que estamos viendo.

Se calcula al menos en 20 mil guerrilleros y milicianos los que dejaran las armas y se integraran a la vida política. Sin duda, con la disciplina guerrillera llevada a la practica de la política por vía pacifica darán mucho que hablar en los años que vienen. Tienen el reto de convertirse en una fuerza política importante para un sector de colombianos que sueñan un país con justicia social.

El éxito de este proceso de paz ayudara a que la otra guerrilla importante, el Ejercito de Liberación Nacional (ELN) deba tomar el mismo camino.

La pelota esta en la cancha de la sociedad colombiana para que esta oportunidad no se pierda y, como decía Gabriel Garcia Marquez, se inicie una nueva etapa donde: “Una nueva y arrasadora utopía de la vida, donde nadie pueda decidir por otros hasta la forma de morir, donde de veras sea cierto el amor y sea posible la felicidad, y donde las estirpes condenadas a cien años de soledad tengan por fin y para siempre una segunda oportunidad sobre la tierra”.

Hasta la Victoria Siempre

Guillermo Bermejo Rojas

Facebook Comments