EE.UU.: Congreso insta a Trump condenar racismo y supremacismo

lainfo.es-82347-presidente_donald_trump_en_rueda_de_prensa_sobre_el_huracxn_irma_-_reuters.jpg

Lima, 13 Sep (VF/teleSUR) El Congreso de Estados Unidos (EE.UU.) aprobó por unanimidad una resolución de repudio a la violencia racista en la que se urge al presidente de esa nación, Donald Trump, a condenar públicamente el supremacismo blanco.
“Rechazar públicamente los grupos de odio que adoptan el racismo, el extremismo, la xenofobia, la antisemitismo y el supremacismo blanco” es el exhorto planteado por el Congreso el martes.
>> La vigencia de los grupos supremacistas blancos en EE.UU.
Además, la Cámara de Representantes insta al presidente y a su Gobierno a “usar todos los recursos disponibles” para “abordar” la “creciente prevalencia de estos grupos de odio en Estados Unidos”.

Congress Overwhelmingly Approves Resolution Condemning White Nationalists – https://t.co/h82Cxmeup4 https://t.co/Dy7uzRqg60

— US House of Represen (@USRepresent) 12 de septiembre de 2017

La resolución aprobada en el Congreso, que previamente también pasó con unanimidad por el Senado, ahora está en la mesa de Trump, quien tiene que decidir si la secunda con su firma.
También “rechaza el nacionalismo blanco, el supremacismo blanco y el neonazismo como expresiones de odio y de intolerancia que contradicen los valores que definen al pueblo de Estados Unidos”.
Y en específico, reprueba “la violencia racista y el ataque terrorista” ocurrido en Charlottesville (Virginia).
>> Madre de víctima en Charlottesville no conversará con Trump
El 12 de agosto pasado en Charlottesville se vivió una jornada de violencia racista en la que un neonazi asesinó a una mujer e hirió a una veintena de personas al arrollar con su vehículo a los participantes de una manifestación antirracista que protestaba por la presencia de ultraderechistas en la localidad.
Como respuesta, Trump ofreció declaraciones vagas que cambiaron con el pasar de los días en la que se refirió a “muchos bandos” envueltos, incluidos los de neonazis, grupo que consideró tiene “gente muy buena”.

Trump minimiza acciones de supremacistas blancos en Virginia

lainfo.es-80422-trump_4.jpg

Lima, 15 Aug (VF/teleSUR) El presidente estadounidense Donald Trump aseguró este martes que la responsabilidad de la violencia originada este fin de semana en la ciudad Charlottesville del estado de Virginia es tanto de los grupos neonazis y supremacistas como de los manifestantes que los enfrentaron.
“Hubo un grupo de un lado que fue malo y hubo un grupo del otro lado que también fue muy violento”, dijo Trump durante una conferencia de prensa en la ciudad de Nueva York.
“¿Qué hay de la izquierda alternativa que cargó contra la derecha alternativa, como le dicen ustedes? ¿No tienen siquiera algo de culpa?”, cuestionó el mandatario que reabrió el debate, a pesar de que dirigentes demócratas y republicanos insisten en que los supremacistas blancos y otros sectores racistas deben ser individualizados y acusados. 
Según el mandatario estadounidense los participantes del mitin supremacista “Unir a la derecha”, que terminó con un muerto y 34 heridos en Charlottesville, se manifestaron “tranquila e inocentemente”. 
El sábado grupos supremacistas blancos, racistas y neonazis llevaron a cabo el mitin “Unir a la derecha” en Charlottesville, Virginia para protestar contra los planes de las autoridades locales de retirara la estatua del general confederado Robert E. Lee, quien condujo a las tropas esclavistas del sur en la guerra civil estadounidense del siglo XIX. 
Ese día fue arrollada una mujer de 32 años por una supremacista que asistía a la reunión.
La muerte de Heather Heyer y las decenas de heridos que dejó el enfrentamiento son “culpa de ambas partes”, así lo afirmó Trump que añadió: “Hay dos partes en una historia”, dijo el presidente desde la Torre Trump, donde presentó medidas para mejorar las infraestructuras de Estados Unidos.
>> Protestan contra Donald Trump en Manhattan, Nueva York
Al ser preguntado acerca de su prolongada espera para condenar públicamente a los grupos de odio presentes el sábado en Charlottesville, Trump respondió que quería ser cuidadoso para no dar una “rápida declaración” sin contar con todos los hechos.

Estalla violencia entre izquierdistas y supremacistas en EE.UU.

lainfo.es-58197-sacramento-violencia.jpg

Lima, 27 Jun (VF/teleSUR) Un enfrentamiento violento de neonazis e izquierdistas en la capital del estado estadounidense de California, Sacramento, dejó 10 personas heridas, su mayoría por apuñalamiento, informaron varias fuentes noticiosas.

Reuters comentó que el incidente provoca la preocupación en círculos políticos de que la violencia en actos políticos, particularmente, del presunto candidato Republicano a la presidencia, Donald Trump, ya que en varios eventos del multi-billonario se han dado casos de enfrentamientos.

Trump mismo ha aprobado de la violencia en la que han incurrido simpatizantes suyo. Él ha alegado que los que lo apoyan han sido provocados por otros, lo cual en la mayoría es completamente falso, dijo Washington Times.

En un artículo del 16 de marzo de 2016, The Guardian criticó a Trump por incitar a la violencia, y de hecho, dijo que acusa a opositores suyos de ser los responsables, pero el diario británico dijo que no halló evidencia de que sus alegatos fueran ciertos, sino todo lo contrario.

“Un manifestante del movimiento Black Lives Matters recibió un puñetazo sin aviso alguno … una Afroamericana joven fue agredida en Louisville, Kentucky … un manifestante afroamericano fue derribado, golpeado y pateado en Birmingham, Alabama … En Virginia, un grupo de activistas fueron empujados y despojados de sus pancartas … en Miami un manifestante latinoamericano fue derribado y pateado”, recordó The Guardian, diciendo que de estos ataques de simpatizantes de Trump si hay evidencia de todo tipo.

La violencia de este domingo fue convocada por un grupo de neonazis, ultraderechistas para protestar en contra de la violencia que se ha dado fuera de eventos de Trump, pero, uno de sus dirigente, Matt Parrott, acusa a manifestantes anti-Trump.

George Granada, vocero de la policía de Sacramento asegura que los supremacistas blancos llegaron el domingo al mediodía y que en cuanto llegaron fueron “atacados por cientos de personas”.

Los que se toparon con los supremacistas neonazis, el grupo Acción Antifascista de Sacramento, convocó a la contra-protesta diciendo que tienen el “deber moral” de negarles plataformas públicas a los “neonazis a lo largo de la costa oeste de Estados Unidos”.

Trump ha sido acusado de capitalizar electoralmente a través de un discurso xenofóbico, racista y discriminatorio. Incluso, el candidato republicano ha dicho que de ser electo presidente, deportará a todos los indocumentados, construirá una enorme pared en la frontera con México y prohibirá la entrada de todos los musulmanes al país.“Tenemos derecho a defendernos”, dijo Yvette Felarca, miembro de un  grupo antifascista.

Matthew Heimbach, presidente del supremacista Partido Tradicionalista de Trabajadores, dijo que su grupo sabía que habría violencia durante su manifestación.

“Nosotros apoyamos el nacionalismo. Somos nacionalistas blancos, y estamos aquí para defender nuestra postura”, dijo a Reuters Heimbach.