Islamofobia y crímenes de odio en Europa

lainfo.es-81308-islamofobia_francia.jpg

Lima, 28 Aug (VF/teleSUR) La tendencia islamofóbica se incrementa en Europa a medida que se registran ataques terroristas en esa región.
Contra musulmanes se cometen crímenes de odio por motivos islamófobos, lo que aumentan la violencia y agresividad hacia este grupo religioso.
>> Menos de 0,7% de los ataques terroristas en Europa son de islamistas
La extrema derecha alega que estos casos tienen que ver con la llegada masiva de los refugiados de la guerra en Medio Oriente. Grupos neonazis juegan un papel importante en promover el odio y extender el cerco islamófobo.
¿Por qué han incrementado los crímenes de odio en Europa?

Foto: Reuters

Los refugiados y las minorías étnicas musulmanas radicadas en las naciones europeas se enfrentan cada día a la creciente violencia agravada luego del incremento de ataques terroristas.
Los crímenes de odio buscan intimidar a sectores de esa comunidad, sin embargo, para la justicia aunque ciertos actos de violencia se asemejan, los atentados contra musulmanes no son noticias.
>> Grupo neonazi ataca Mezquita Mayor de Granada, España
Para el analista y experto en temas internacionales, Basem Tajeldine, la extrema derecha y sus aliados se aprovecharon políticamente de esta situación para responsabilizar a la derecha que históricamente ha gobernado Europa, y de cierta forma ocultar los problemas de fondo: una fuerte crisis estructural capitalista que alcanza lo económico pero también lo social.
En conversación con teleSUR, Tajeldine explicó que los grupos de extrema derecha se aprovechan de esta crisis para hacer ver en la islamofobia una especie de chivo expiatorio que le permite de forma más fácil culpar a la comunidad musulmana de todos los males que enfrentan, en este caso en las naciones de Europa.
El dato: ¿Qué es la islamofobia?: Actitud hostil hacia el islam y hacia los musulmanes porque se fundamenta en la creencia de que “amenazan la seguridad”.
“No solamente es el pueblo judío, sino es el pueblo musulmán, son los musulmanes que han ido buscando refugio en Europa y los que han vivido allí por mucho tiempo y es entonces a ellos a quienes responsabilizan por una crisis que en realidad es producto de la mediática brutal imperialista de Estados Unidos”, afirmó el analista internacional.
>> ONU condena actos de racismo y xenofobia
La Europol contabilizó en 2016 un total de 142 ataques contra la comunidad musulmana, incluyendo los ejecutados y los fracasados.
Los grupos extremistas realizaron cerca de 99 ataques. Los reivindicados por grupos terroristas ascienden a 13 en el último año, cuatro menos que en 2015. De esos 13, seis fueron conectados al autodenominado Estado Islámico (Daesh, en árabe).
Las víctimas de la islamofobia

A la crisis estructural de carácter político, económico, social e incluso cultural, por la que atraviesa el sistema capitalista se suma el fenómeno migratorio hacia Europa y los miles de desplazados por la guerra, que es percibido por la sociedad como una “amenaza de islamización”.
Tanto en Estados Unidos como en Europa las medidas de seguridad se centran en prevenir ataques de musulmanes extremistas, a pesar de que los ataques a esta comunidad por parte de nacionalistas blancos han resultado violentos y hasta incluso mortales.
>> Papa Francisco se reunirá con cuatro líderes musulmanes
Según un informe de la Europol, los delitos relacionados con motivos religiosos o raciales incrementaron en un 41 por ciento entre 2016 y 2017.
El Ministerio del Interior en Alemania estima que cada día se producen cerca de diez ataques en centros de acogida a refugiados en el país. Igual sucede en Francia, donde la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNCDH) contabiliza más de 400 ataques contra musulmanes en el último año, lo que supone un incremento anual del 223 por ciento.
Cada vez que el autodenominado Estado Islámico (Daesh, en árabe) u otros grupos extremistas cometen actos terroristas en territorio europeo, la islamofobia vuelve a ser tema central e intenta transmitir una imagen de fuerza en sus territorios ocupados, en países de Europa en los que muchos musulmanes ya se sentían ciudadanos de segunda, los medios alimentan políticas de extrema derecha y fortalecen a los partidos políticos que convierten la islamofobia en ideología.

Niegan a niña musulmana presentar examen por usar su hiyab

lainfo.es-63464-cand.jpg

Lima, 6 Oct (VF/teleSUR) Una niña musulmana no pudo presentar un examen en una escuela de Montreal, en Canadá, tras negarse a remover su hiyab (velo que cubre la cabeza y el pecho) para que su profesor de biología viera si usaba auriculares. 

La estudiante aclaró que el profesor podía tocar su hiyab para saber si llevaba auriculares, por lo que no era necesario quitárselo.

El maestro tiene la política de que sus estudiantes muestren sus orejas para demostrar que no están usando auriculares para hacer trampa en los exámenes.

Aunque no hay una queja oficial presentada por la estudiante, la escuela está  negociando para que la chica presente el examen de biología en otro momento.

El primer ministro de Quebec, Philippe Couillard, al ser preguntado por el incidente, defendió la postura del profesor. 

También sostuvo que “un proyecto de ley sobre la adaptación religiosa presentado por su gobierno daría a los canadienses la oportunidad de debatir estas cuestiones”.

Islamofobia, la nueva cara del racismo
El pasado 5 de abril el presidente de la Comisión Islámica de derechos humanos, Massoud Shadjareh, aseguró que “la islamofobia es la nueva cara del racismo en el siglo XXI”.

A su juicio, la muestra de odio contra los musulmanes se recrudece diariamente gracias a la desinformación que promueve Occidente. “Las muestras de racismo contra los musulmanes carecen de verdaderos argumentos”, sostuvo.

Explicó que la vestimenta de las musulmanas sigue siendo alarmante porque “es muy fácil identificar a los musulmanes cuando se visten de esta forma y así convertirlos en íconos a los que los racista puedan acosar”.

Aumentan actos de islamofobia en España

lainfo.es-53922-islamofobia.jpg

La  Plataforma Ciudadana contra la Islamofobia (PCCI) en su informe anual advirtió que los actos islamófobos en España aumentaron de 48 en 2014 a 534 en 2015. El documento presentado el pasado martes 12 de abril recoge los ataques contra bienes o personas.

Según los datos del ministerio español del Interior indican que los “delitos de odio” vinculados a las creencias y prácticas religiosas pasaron de 63 en 2014 a 70 en 2015, y los relacionados con el racismo y la xenofobia de 475 a 505 en el mismo periodo.

>> Afirman que la islamofobia es la nueva cara del racismo 

El presidente de la Federación Española de Entidades Religiosas Islámicas (FEERI), Mounir Benjelloun explicó que las agresiones religiosas “aumenta cuando hay un acto de violencia en un país europeo”, aludiendo a los atentados de París (capital de Francia) y de Bruselas (capital de Bélgica), reivindicados por el grupo terrorista del autodenominado Estado Islámico (Daesh en árabe).

Benjelloun recordó que el mismo día de los atentados de Bruselas, un grupo radical lanzó bengalas junto a la Mezquita más grande de Madrid, durante la agresión colgaron un cartel en el que se podía leer: “Hoy Bruselas ¿mañana Madrid?”
Con esta acción islamófoba se trataba de vincular los atentados de Bruselas con la comunidad musulmana, los líderes de la comunidad musulmana en Bélgica condenaron los atentados terroristas perpetrados en Bruselas por el grupo takfirí del Daesh.

>> Agresiones islamófobas aumentan 23.5% en Francia 

España cuenta con casi dos millones de personas que profesan la religión musulmana, un colectivo religioso que ha experimentado gran crecimiento en los últimos años.

En el país existen más de mil centros de oración, incluyendo cientos de locales particulares. Según el Estudio Demográfico de la Población Musulmana elaborado por la Unión de Comunidades Islámicas de España (UCIDE) y el Observatorio Andalusí, el número de musulmanes es de 1 millón 887 mil 906 personas. En los últimos cinco años se han sumado 300 mil musulmanes a la población de España.

Afirman que la islamofobia es la nueva cara del racismo

lainfo.es-53421-turbante.jpg

El presidente de la Comisión Islámica de derechos humanos, Massoud Shadjareh, aseguró este martes que “la islamofobia es la nueva cara del racismo en el siglo XXI”.

A su juicio, la muestra de odio contra los musulmanes se recrudece diariamente gracias a la desinformación que promueve Occidente. “Las muestras de racismo contra los musulmanes carecen de verdaderos argumentos”, sostuvo.

Explicó que la vestimenta de las musulmanas sigue siendo alarmante porque “es muy fácil identificar a los musulmanes cuando se visten de esta forma y así convertirlos en íconos a los que los racistas puedan acosar”. 

Shadjareh calificó fuera de lugar las declaraciones de la ministra francesa para Derechos de la Mujer, Laurence Rossignol, al afirmar que las mujeres musulmanas que llevan velo son comparadas con afroamericanos víctimas de la esclavitud. 

El representante de la Comisión Islámica de derechos humanos aseguró que la diplomática francesa carece de sensibilidad para ocupar ese cargo tan importante para las mujeres de su país. Para él, “la islamofobia o el odio publicitado contra los musulmanes son una una nueva forma de racismo”.

Añadió que Rossignol “ha demostrado ser una intolerante” al tiempo que afirmó que esa condición la invalida para mantener ese cargo que tiene como finalidad poner fin a la intolerancia y la discriminación. 

En mayo de 2015 el alcalde francés de Venelles (nordeste) Robert Chardon, pronosticó que el Islam estaría extinguido de Francia a finales de 2027, declaración que fue considerada como una agresión contra la población musulmana que reside en ese país.

Retórica islamófoba de Trump alarma a comunidad musulmana

lainfo.es-52667-trump_smiles.jpg

La comunidad musulmana que habita en los Estados Unidos (EE.UU.) dice estar alarmada ante la retórica islamófoba que utilizan los candidatos republicanos a la Casa Blanca, Donal Trump y Ted Cruz, luego de los atentados en Bruselas este 22 de marzo. 

>>Menos de 0,7% de los ataques terroristas en Europa son de islamistas.
Tarik es uno de los 3,3 millones de musulmanes que viven en la nación norteamericana y, como muchos de ellos, se siente asombrado, reseña EFE. 

“Creo que los atentados fueron terribles y me apenaron mucho, pero no pueden ser una excusa para que los republicanos los asocien con toda nuestra comunidad, que es pacífica y no tiene nada que ver con el Estado Islámico”, dijo el joven de origen turco a la mencionada agencia de noticias, al salir de la mezquita estadounidense. 

The Islamic Center, es una de las mezquitas más antiguas del país y acoge los rezos de un millar de almas el mediodía de cada viernes en 
Washington. 

La última encuesta elaborada por el Consejo de Relaciones Americano-Islámicas revela que un 67 por ciento de los musulmanes se considera demócrata y solo un 18 por ciento de ellos votaría por los republicanos en 2016.

 

Tras los ataques del autodenominado Estado Islámico (Daesh en árabe) en el corazón de la Unión Europea (UE), que dejaron 31 muertos y más de 200 heridos, los líderes en la carrera republicana, el magnate neoyorquino Donald Trump y el ultraconservador senador por Texas Ted Cruz, condenaron el horror con unas polémicas declaraciones que incendiaron las redes sociales.

“Necesitamos fortalecer a los cuerpos de seguridad para patrullar y asegurar los barrios musulmanes antes de que se radicalicen”, sostuvo Cruz.

Trump, por su parte, insistía en “ser muy, muy, muy duro con las fronteras” después de reafirmarse en su idea de prohibir la entrada de musulmanes como medida de precaución ante la alarma del terrorismo. 

En contraposición, “¿Nuestros mil agentes musulmanes son una amenaza también? Es imposible pensar en unas declaraciones más tontas”, replicó entonces el portavoz de la Policía de Nueva York, J. Peter Donald.

46 % de la comunidad piensa que la demócrata Hillary Clinton es la más preparada para ocupar el Despacho Oval.

El mensaje de los candidatos ha penetrado entre la diversa comunidad musulmana de Estados Unidos, un grupo con una media de ingresos superior a la del país y que previo a que el presidente George W. Bush mandara las tropas a Irak, tras los atentados del 11 de septiembre de 2001 en EE.UU., votaba mayoritariamente por el Partido Republicano.

Por su parte, el portavoz del Consejo de Relaciones Americano-Islámicas (CAIR por sus siglas en inglés), Wilfredo Ruiz, opinó que “aunque Trump y Cruz utilicen estas declaraciones con fines políticos, desgraciadamente el pueblo lo interpreta como un aval a la intolerancia, a los discursos polarizantes, a que hayan diferentes clases de ciudadanos. Y esto se traduce en actos”, explicó. 

Según Ruiz, en el estado de Florida los musulmanes han sufrido un incremento del 100 por ciento de los crímenes de odio durante esta campaña electoral, entre ellos el acoso escolar, vejaciones a las mujeres que deciden vestir el hiyab (velo musulmán) y agresiones a varias mezquitas.
>>Atentados de París: no es terrorismo, es geopolítica. 

El último suceso reportado es el de una adolescente californiana de 13 años que fue acosada esta misma semana por un compañero, quien intencionadamente le tiró del velo y la llamó “terrorista” delante de toda la clase.

El portavoz del CAIR, que vela por la imagen del Islám en Estados Unidos, subraya que otra de las consecuencias de la “lamentable y macabra fórmula electoral” es que se puede traducir en un “peligro para la seguridad nacional”, ya que muchas veces son los mismos musulmanes quienes avisan de un potencial caso de extremismo.

“¿Cuál será el incentivo en denunciar a otros miembros de la comunidad ante las fuerzas del orden público con estos estereotipos?”, se pregunta Ruiz.