Movimientos sociales expresan apoyo a Lula ante visita al juzgado

lainfo.es-82371-lula_apoyo_pt.jpg

Lima, 13 Sep (VF/teleSUR) Un conjunto de movimientos sociales de Brasil realizarán una movilización este jueves para acompañar al expresidente Luiz Inácio Lula da Silva hasta el juzgado en la ciudad de Curitiba, donde comparecerá ante el juez por el caso Lava Jato.
 
De esta manera, el Frente Brasil Popular convocó a los brasileños a participar en actividades para solidarizarse con Lula y a su vez repudiar “la persecución política” de la que a su juicio es víctima el expresidente.
>> Denuncian que Lula es víctima de persecución política en Brasil
 
Desde la plaza Generoso Marques los asistentes recibirán una clase pública sobre los métodos utilizados en el proceso Lava Jato, bajo la ponencia del exministro de Justicia, Eugenio Aragao y se presentará el libro “Comentarios de una sentencia anunciada: el proceso Lula”.
 
Asimismo, los sindicatos brasileños como el Central única de Trabajadores (CUT) organizaron para este jueves un día nacional de lucha para la anulación de la reforma laboral del presidente interino Michel Temer, la cual catalogan como “el ataque más despiadado contra los derechos de los trabajadores”.

Este miércoles 13/9 miles de brasileños acompañarán a @LulapeloBrasil que va a declarar ante el juez Sergio Moro en #Curitiba #13comLula pic.twitter.com/NWIlhz3QUx

— Adriana Robreño (@AdrianateleSUR) 12 de septiembre de 2017

 
Lula se presentará en el juzgado a partir de las 18H00 hora local, proceso en el que buscan suspender su candidatura para las elecciones presidenciales del 2018. 

¿Por qué Lula va al juzgado?
 
El exmandatario Lula da Silva está acusado por presuntamente estar vinculado a un caso de corrupción por el caso de la empresa estatal Petrobras.
 
Esta sería su segunda visita ante el juez federal, Sergio Moro, quien es el encargado de las múltiples acusaciones por la trama de corrupción en la petrolera.         
 
El expresidente posee seis procesos penales relacionados a Petrobras, por lo que, en esta oportunidad, su causa penal va por las acusaciones de la Fiscalía brasileña, que denunció cargos de corrupción pasiva y lavado de dinero, a lo que se suma haber recibido sobornos de la compañía Odebrecht.
 
Presuntamente, los sobornos de Odebrecht son de unos 13 millones de reales (cerca de 4,2 millones de dólares) con los que se habría comprado un terreno, para ser sede del Instituto Lula y un ático cercano a su residencia particular en la ciudad de San Bernardo do Campo.

Antes de presentarse ante la Justicia, Lula responde a programa de Globo que todas las donaciones de Odebrecht fueron legales y registradas. pic.twitter.com/2etpLMyt6U

— Nacho Lemus (@LemusteleSUR) 13 de septiembre de 2017

Sin embargo, sus abogados aseguran que Lula es víctima de una persecución política, pues sostienen que los integrantes de la Fiscalía “abusan de sus prerrogativas legales para intentar constreñir al exdignatario y además manipulan el sistema judicial brasileño para promover una persecución política que ya no puede seguir siendo disfrazada”.
Por su parte, el exmandatario aparece primero en las encuestas electorales y ha manifestado su intención de presentarse a los comicios presidenciales de 2018